Entrevista a Carlos Aznar

Especialista en Nutrición Deportiva. Subcampeón del mundo Ironman Hawaii.

Abel, Abel

Tenemos el placer de contar con Carlos Aznar Gallego, Diplomado en Nutrición Humana y Dietética, especialista en Nutrición Deportiva y que ha tomado parte en numerosas competiciones de triatlón y duatlón, obteniendo como éxitos más destacados el subcampeonato del mundo en su grupo de edad en Kona, Hawaii y el campeonato de España de duatlón en 2016. 

Al margen de su extenso curriculum, tanto en el ámbito de la formación como en el ámbito deportivo, a nosotros nos interesaba contar con él para saber como entrena, como programa sus picos de forma, que tipo de alimentación mantiene a lo largo del año o que tipo de suplementación toma. 


Nutricionista, triatleta, entrenador personal... ¿Cómo fueron tus primeros pasos y cómo has llegado hasta donde estás ahora?

Inicialmente cursé mis estudios de Nutrición en la Universidad Complutense de Madrid, y en mi segundo año de carrera comencé a trabajar como socorrista en un centro deportivo. A partir de ahí comencé a formarme como entrenador personal. Con los años, y gracias a que había practicado ciclismo durante mi adolescencia -y a los ánimos de mi hermano-, empecé a participar en diferentes competiciones de triatlón y duatlón. A partir de ahí, el engranaje fue girando hasta que terminó por asentarse apoyado en tres patas, y fui compaginando mi labor como nutricionista, especialmente dedicado a las competiciones de gran fondo, entrenador personal y participante en competiciones de triatlón.

¿Cómo se compagina la labor como nutricionista profesional y entrenador personal con la de triatleta?

Bueno... Ahora que soy autónomo, un poco mejor, ya que puedo gestionar mi propio tiempo en función de los entrenamientos, el trabajo y la familia. Aun así, como imaginaréis, hay que seguir haciendo encaje de bolillos para tener tiempo para todo. 

¿Cuál dirías que ha sido tu mejor y tu peor experiencia dentro del deporte de alta competición?

En el día a día, el deporte de alta competición te proporciona muchas alegrías, ya que eres capaz de explorar rincones de tu rendimiento que ni te imaginas que puedes llegar a alcanzar, pero como experiencia diría que el mejor momento tuvo lugar cuando logré el subcampeonato del mundo de mi grupo de edad en Hawaii en el año 2016. En lo negativo, se hace muy duro ver como personas a las que admiras, o admirabas, dan positivo en controles antidopaje. Y en lo personal, el momento más duro tuvo lugar tras una caída que sufrí en el campeonato del mundo en el año 2015.

¿Cuál es tu rutina de alimentación básica?

Acostumbro a comer unas seis veces al día. Puedo desayunar desde una tortilla hasta unas tostadas con jamón o un tazón de avena y café. Como mucha fruta y frutos secos casi a cualquier hora del día. Y mis comidas y mis cenas suelen ser siempre algo de carne o pescado acompañados de verduras, crudas a ser posible, y algo de arroz o quinoa. Al margen de esto, me encantan los yogures y el chocolate, así que ¡algo siempre cae!

¿Cuáles son los suplementos/complementos que nunca faltan en tu despensa?

Suelo tomar multivitamínicos, glutamina y recuperdores. En épocas de más carga de entrenamiento utilizo tmn beta alanina y bcaas, así como geles y barritas.

¿Qué consejos les darías a aquellos que quieran dedicarse de manera profesional al mundo del deporte?

Si se trata de deportistas, de competidores, que sopesen muy bien que es lo que van a hipotecar en el esfuerzo de llegar a ser deportistas profesionales. Y en el caso de que puedan llegar a serlo, que la remuneración económica merezca la pena y que siempre tengan un plan B.

Si estamos hablando de buscar una salida laboral entre los profesionales del sector que ayudan a los deportistas a desarrollar su carrera, que se formen constantemente en cualquier ámbito y disciplina, y que tengan siempre la mente abierta y una buena dosis de paciencia, ya que muchas de las cosas que se utlizan en el mundo deportivo, no las van a encontrar en el ámbito académico.

Con estas últimas semanas de climatología más bien adversa en buena parte de España ¿Cómo te las arreglas para mantener tu ritmo de entrenamiento en invierno?

En mi caso, la única variación que tiene lugar en mis sesiones de entrenamiento entre verano e invierno, se ciñe exclusivamente a las salidas en bicicleta, ya que a pesar de que siempre intento salir a rodar con la bicileta, independientemente del tiempo que haga, en días con una temperatura o unas condiciones climáticas muy desfavorables, sí que puedo decidir quedarme en casa haciendo rodillo. Las sesiones de carrera las hago siempre al aire libre independientemente del tiempo que haga, y las de natación siempre en la piscina, salvo casos muy puntuales en los que puedo entrenar en el mar o en algún pantano.

¿Hasta qué punto influye la nutrición en el rendimiento de un deportista profesional?

Un buen plan de entrenamiento llevado a cabo durante meses puede hacerte mejorar de forma considerable. Una mala estrategia en una competición puede echarlo todo por tierra en apenas dos horas. Esto quizás sería el ejemplo más extremo, pero a veces se nos olvida que las mejoras de rendimiento dependen de los sustratos que le aportemos al cuerpo y de un correcto aporte calórico; y por otro lado, uno de los datos más importantes es nuestra capacidad relativa, ya que dependiendo de nuestro peso corporal podemos optimizar nuestros recursos de forma más eficiente. Resumiendo, considero que la alimentación influye, en mayor o menor medida, en todos los aspectos del rendimiento deportivo.

Ahora que hablamos del rendimiento ¿Cuántas competiciones por temporada crees que son las adecuadas para garantizar que un deportista pueda rendir a su más alto nivel?

¡Esa es la pregunta del millón! Todo va a depender de la distancia, la exigencia y la condición física del deportista. En el caso de los triatlones de larga distancia, más de tres pruebas Ironman al año dudo mucho que se puedan sostener a un altísimo rendimiento, teniendo en cuenta las semanas de recuperación/preparación que requiere cada una de las pruebas.

¿Cómo planificas los picos de forma para estar a tu mejor nivel en función de las distintas competiciones a lo largo de la temporada?

Normalmente dejo unas cuatro o cinco semanas de calma al año (calma activa, en las cuales hago algo de ejercicio casi todos los días, pero de baja intensidad o actividades diferentes a las que habitualmente practico) y luego me marco entre seis y ocho semanas de trabajo de pretemporada, en las que priorizo sobre todo el gimnasio y, este año en particular, la natación. Luego marco un bloque de dieciséis a dieciocho semanas como trabajo pico hasta la primera competición del año y luego entre ocho y diez semanas para la segunda, con dos semanas previas de nuevo de actividad más suave.

Carlos Aznar disputando el Triatlón de Vitoria 2017.

 

Carlos Aznar disputando el Triatlón de Vitoria 2017.

Escriba un comentario

Usted debe ser registrado escribir un comentario.